domingo, 1 de agosto de 2010

"El cielo de la boca" de José Antonio Muriana

Es de esos libros que te mantiene la atención de forma continua. Lo lees de un tirón porque te engancha desde el principio y no puedes dejar de leer hasta que lo acabas. Bien escrito, entrelazando con maestría las historias de sus principales personajes y exponiendo las diferentes visiones que siempre hay sobre un hecho, en este caso la situación límite que vive un matrimonio y el difícil camino que inician sus protagonistas. El autor nos muestra la simpatía por los personajes frágiles, de grandes sentimientos y que encuentran difícil encaje en la cruel realidad mundana. El libro destila mucha sensibilidad y, a pesar de la sensación de tristeza y de desencanto que te queda al final del mismo, por encima de ello, predomina la ternura y el amor que transmite.

No hay comentarios:

Publicar un comentario