sábado, 9 de noviembre de 2013

LA MALDICIÓN DE TUTANKAMÓN

Dicen que, cuando Howard Carter descubrió la tumba de Tutankamón, una extraña maldición afectó a
muchos de los miembros y allegados de su expedición que murieron en poco tiempo. Hay quien lo achaca a la maldición que aparecía sobre una tablilla en la puerta de la tumba del faraón que rezaba así: “La muerte golpeará con sus alas a aquel que perturbe el descanso del faraón”. Estas maldiciones eran frecuentes en las tumbas de los grandes personajes egipcios. Otros, prefieren creer que fue fruto de una serie de casualidades fortuitas y, como ejemplo, señalan que el propio Carter no sufrió ningún contratiempo mortal  e incluso niegan la existencia de dicha tablilla; pero, ¿qué prefieres pensar tú?
Investiga en:
http://sobreleyendas.com/2008/07/20/la-maldicion-de-tutankamon/

No hay comentarios:

Publicar un comentario